martes, 1 de marzo de 2011

CLASIFICACIÓN DE LOS ESPÍRITUS DE LA NATURALEZA/CLASSIFICATION OF NATURE SPIRITS

Mi opinión, como la de otros muchos autores, es que los seres feéricos son tan diversos e innumerables que no se les puede clasificar fácilmente. Sin embargo, como el ser humano siempre necesita establecer un orden a las cosas y darle un nombre a todo, los ocultistas, desde el alquimista Paracelso hasta el moderno Eliphas Levi, han dividido los espíritus de la Naturaleza en cuatro grupos principales que corresponden a los cuatro elementos clásicos:

*Gnomos: Espíritus de la tierra. Su emperador es Cob. Avaros y de temperamento melancólico. Su estatura normal no supera los dos palmos, aunque pueden alargarse hasta llegar a ser gigantes.





*Silfos/Sílfides: Espíritus del aire. Su emperador es Paralda. Las sílfides son incostantes y de temperamento colérico. Son, por su dimensión y fuerza, muy superiores a los hombres, como sucede a la gente de los vientos. No tienen morada fija.



*Salamandras: Espíritus del fuego. Su emperador es Djin. Las salamandras son iracundas y de temperamento sanguíneo. De aspecto son largas, delgadas y secas. No tienen morada fija.


*Ondinas: Espíritus del agua. Su emperador es Hicks. Las ondinas son delicadas, frías, volubles y flemáticas. De aspecto son como los seres humanos.



Es interesante tener en cuenta esta clasificación, pero muchos seres se salen de estos cuatro grupos. Además, cada tradición les da nombres distintos y existen muchas versiones sobre el nombre de sus soberanos (por ejemplo, Ariel es otro nombre que se da al rey de los espíritus del aire).

***

In my opinion, like many other authors think, fey beings are so diverse and numerous that they can not be easily categorized. However, as human beings have always needed to establish an order to things and give a name to everything, the occultists, from the alchemist Paracelsus to the modern Eliphas Levi, have divided the spirits of nature into four main groups corresponding to the four classical elements:

* Gnomes: Spirits of the earth. His emperor is Cob. Miserly and of melancholy temperament. Their average height does not exceed two feet, but they can extend to become giants.

* Sylphs /Sylphs: Spirits of the air. His emperor is Paralda. Sylphs are fickle and of choleric temperament. They are, because of their size and strength, much higher than men, as all the people from the wind. They have no fixed abode.

* Salamanders: Spirits of fire. His emperor is Djin. Salamanders are angry and of sanguine temperament. Their aspect is long, thin and dry. They have no fixed abode.

* Ondines: Spirits of the water. His emperor is Hicks. The ondines are delicate, cold, fickle and phlegmatic. They look just as human beigns.

It is interesting to note that classification, but many beings are out of these four groups. Moreover, each tradition gives them different names and there are many versions about the name of their rulers (eg, Ariel is another name given to the king of the spirits of the air).

2 comentarios:

  1. Los gnomos tiene aspecto divertido, las sílfides y las Ondinas son muy bellas pero pecan de coléricas y con las Salamandras mejor no toparse.
    Me llama poderosamente la atención que este mundo mágico esté tan detalladamente descritos por los autores, sin duda se trata de seres mitológicos pero hablan de elllos como sí los hubiesen conocido.
    Me gustaría conocer tu opinión.
    Besos.

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Wendy! Gracias por tu comentario =)
    Cuando leemos el folclore original (y no sus derivados modernos), a menudo encontramos que los seres mágicos, más amables en la literatura fantástica moderna, se convierten en seres más complejos e inquietantes.
    Estoy de acuerdo contigo: autores de siglos pasados como Paracelso, Robert Kirk (de quien tengo pendiente hablar), etc., hablan de estos seres con todo lujo de detalles. A menudo tomaron esta información de la tradición oral, como es el caso del reverendo Kirk, quien recopiló toda la información sobre los seres feéricos de sus feligreses Sin embargo, a veces incluyen información que ningún otro autor recoge y es en este punto donde no podemos saber si la inventaron o la obtuvieron mediante otros medios... Quién sabe, tal vez conocieron realmente a algunos de estos seres, en cualquier caso, ellos creían en su existencia ;)

    ResponderEliminar